EMPRENDO E-ASESORES, S.L

SOLVENCIA DE LA EMPRESA II (RATIOS)

Ratios

Ratio de financiación del inmovilizado

Capital permanente (Capital social + reservas + deudas a largo plazo) / Activo fijo neto (una vez eliminadas las amortizaciones)

    La relación que ofrece este ratio nos da idea de la cobertura que ofrecen los capitales permanentes a las inmovilizaciones de la empresa. En función de este ratio, estaremos en alguna de las siguientes situaciones:

    a) Situación normal, cuando es superior a 1. Nos indica que tenemos un fondo de maniobra positivo. Si es superior a 1 el análisis dependerá del sector de que se trate, pero como regla general si es demasiado elevado puede significar que la empresa tiene un exceso de cargas financieras por la financiación del activo circulante con recursos permanentes, y podría originar una disminución de la rentabilidad.

    b) Insolvencia técnica, cuando es inferior a 1. Nos indica que tenemos un fondo de maniobra negativo y podríamos afirmar que la empresa se encuentra en una situación de suspensión de pagos.

    c) Si es igual a 1 nos encontramos que la empresa carece de fondo de maniobra, y puede existir peligro de suspensión de pagos derivado de posibles problemas de liquidez a corto plazo.

Ratio de endeudamiento total

Exigible total (total deudas) / Recursos propios

    a) Situación normal en torno a 0,5: indica que los recursos propios son el doble que el exigible. Si se sobrepasa este porcentaje de 0,5 nos determina que las deudas sobrepasan el 50% de los capitales permanentes, con el consiguiente deterioro de la solvencia financiera a largo plazo.

    b) Mayor que 0,5: nos está indicando que el endeudamiento de nuestra empresa depende bastante de los acreedores, indicando la posible descapitalización. Cuanto mayor sea este dato nos informará de que la solvencia financiera de la empresa no es buena y le resultará difícil poder aumentar sus deudas a largo plazo. Una política conservadora de la empresa estaría referenciada por un valor de este ratio en torno a uno.

    c) Menor que 0,5: es una empresa que está poco endeudada, teniendo un volumen de recursos propios excesivo.

Ratio de solvencia total o distancia a la quiebra

Activo Real / Pasivo Exigible

    Activo contable

 (-) Cuentas compensadoras (amortizaciones y provisiones)

 = Activo Neto

 (-) Activo ficticio (gastos de constitución y primer establecimiento)

 = Activo Real

(-) Pasivo Exigible

 = Patrimonio neto contable

    a) Situación normal, en torno a 2: indica que la empresa financia el activo real al 50% con los fondos propios y al 50% con los fondos ajenos. Dependiendo de que exista o no apalancamiento financiero, le interesará endeudarse más.

    Si está en torno a 1,8 no hay problemas de quiebra. Si esta empresa vende todas sus inversiones se obtienen recursos suficientes para hacer frente al pago de todas sus deudas.

    b) Menor que 2: es una empresa que está endeudada de forma excesiva, perdiendo su autonomía financiera, es decir, la empresa está demasiado vinculada a sus acreedores, con peligro de quiebra a medida que se vaya acercando a 1. Cuando sea menor que 1 entonces se dice que la empresa está en quiebra.

    Igual a 1 el valor de la empresa es cero, siendo inminente su quiebra. Las deudas están superando las inversiones.

    c) Mayor que 2: la empresa tiene recursos propios excesivos, por lo que cuando necesita financiar sus inversiones no acude a créditos.

Ratio de firmeza o consistencia

Activo fijo neto / Exigible a largo plazo

   Este ratio representa el grado de seguridad que la empresa ofrece a sus acreedores a largo plazo, es decir, analiza la situación futura de la empresa:

    a) Valor normal, en torno a 2: este dato nos informa que el 50% del activo fijo está financiado con recursos propios a largo plazo y el otro 50% con fondos propios. Cuando estamos en torno a este dato podríamos afirmar que la amortización de los elementos del inmovilizado nos está generando recursos suficientes para satisfacer la amortización financiera, sin ninguna dificultad en nuestra tesorería. Es decir, al final de la vida del inmovilizado se habrá satisfecho el crédito solicitado para su adquisición con el importe obtenido por su amortización.

    b) Menor que 2: se produce un aumento de los recursos ajenos disminuyendo los recursos propios.

    c) Mayor que 2: se produce un aumento de los recursos propios disminuyendo los recursos ajenos.

    Cuando adquirimos activos fijos es importante que los vencimientos de los créditos que hemos obtenido para su adquisición coincidan con la vida útil de las inmovilizaciones que pretenden financiar, consiguiendo con este sistema que cada partida del activo fijo financiado cuente con un proceso de amortización similar. Es decir, que coincidan los plazos de financiación y amortización.